<img src="../flash.png" width="740" height="100" alt="Imagen en reemplazo de flash" />
En esta ocasión, el Gobierno Municipal de la Provincia Cercado de Cochabamba y la Prefectura del Departamento de Cochabamba le otorgaron las más altas condecoraciones departamentales como la Orden del Sol de Septiembre y la Medalla de Honor al Mérito en el Grado de Gran Cruz, respectivamente.

A estas distinciones se suman una serie de reconocimientos realizados por el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, la Dirección de Aeronáutica Civil, la IATA, instituciones privadas, empresarios, prensa nacional, agencias de viajes, entre otros.

En diciembre de 2001 un grupo boliviano, encabezado por el Ing. Ernesto R. Asbún, adquiere las acciones de la VASP y el LAB retorna a manos nacionales siguiendo siempre en su línea de empresa privada, apreciando más que nunca al capital humano de la compañía, logrando un récord de seguridad impecable y una nueva visión administrativa entregada a la obtención de un servicio de excelencia. Se incorporan nuevos aviones, nuevas rutas y servicios que cumplen con la más avanzada tecnología.

El Lloyd Aéreo Boliviano vuelve a ser el embajador de Bolivia en los cielos de América. El tiempo ha mejorado la presencia y la fuerza del LAB, sus colores son los más antiguos de Sudamérica y los más seguros del continente.


En el 2002, bajo la premisa del "Nuevo Lloyd", la Empresa continúa creciendo y expandiendo sus rutas, restableciendo así el orgullo y la imagen del LAB como Línea Aérea Bandera de Bolivia. Estos esfuerzos se han traducido en el incremento a la flota de una aeronave Boeing 727-200 en octubre de 2002 que cumple la misión de "stand by", lo que significa sustituir a otra aeronave en caso de necesitar su remplazo, permitiendo cumplir estrictamente el programa de itinerarios de la compañía.

En septiembre de 2002, el Lloyd cumplió 77 años de servicio ininterrumpidos, constituyéndose en la segunda aerolínea más antigua del mundo.